Vegetales marinos: las algas

Vegetales marinos: las algas
julio 26 16:02 2014 Imprimir artículo

Durante siglos muchas personas a lo largo y ancho del mundo han recogido algas marinas para usarlas como alimento. Chinos, irlandeses, canadienses, japoneses o nativos de América del sur son algunos de los pueblos que han consumido tradicionalmente vegetales marinos.

Las algas son componentes importantes en la dieta. Están entre los alimentos más nutritivos del planeta. Estos vegetales marinos son una fuente de oligoelementos (elementos químicos que están presentes en los organismos vivos en una concentración muy baja) vitaminas y minerales. Además, las algas ayudan a eliminar los residuos que acumula el organismo: de lácteos, metales pesados, residuos de proteína animal, etc.

Son un excelente depurativo, especialmente para eliminar grasas animales, para limpiar las arterias, para las acumulaciones en la matríz o para prevenir los miomas en los ovarios o la tendencia a desarrollar quistes, especialmente de gran tamaño, entre otras aplicaciones. Por ello, es muy recomendable tomar habitualmente una pequeña cantidad.

Los vegetales marinos pueden ser bastante sabrosos cuando se añaden algas marinas a las sopas y platos de legumbres, o cuando se cuecen con verduras, tal y como se recomienda en las recetas, ya que acentúan el aroma de los otros ingredientes.

Tipos de algas marinas

Algas de agua dulce

Espirulina: es una fuente segura de proteínas, nutrientes, vitaminas y minerales que se ha utilizado durante siglos. Su proteína es compleja y de alto valor biológico (contiene 21 de los 23 aminoácidos y los 8 esenciales, destacándose el triptófano antidepresivo por excelencia. Posee también vitaminas A, B1, B2, B5, B6, ácido fólico, E y H. Destaca por ser la fuente natural más rica en B12. También tiene minerales como: hierro, magnesio , calcio, fósforo, manganeso, selenio, cromo, zinc, germanio y potasio). Resulta un complemento ideal en dietas vegetarianas estrictas.

Chorella: es conocida, sobre todo, por su capacidad para eliminar toxinas del cuerpo. Ayuda a desintoxicar el hígado, los intestinos y la sangre. Se ha utilizado para acelerar la eliminación de metales pesados. Es una fuente excepcional de proteínas, omega 3, hidratos de carbono, fibra, clorofila, vitaminas (más de 20 tipos, entre ellas: C, D, E, K1, K2, B3, B6, ácido fólico y, en especial, B12). También es rica en minerales como el calcio, el magnesio, el zinc, el hierro, el fósforo, el potasio y el manganeso.

Por Ximena Pereyra, naturópata

Escribe un comentario

0 Comentarios

Sin comentarios

Comienza una conversación.

Añadir comentario

Tu información está segura Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los demás datos que ingrese no se compartirán con ningún tercero.
Todos los campos son obligatorios.