Suscribir a RSS
volver a la portada

Preguntas frecuentes

¿Qué es el agua de mar?

Es el recurso más abundante y completo de la naturaleza. El 70% de la Tierra es agua y alrededor del 97% es agua de mar; una fuente inagotable de vida y salud. Es un elemento que nos pertenece a todos y lo compartimos como bien común.

Ver el documental: “La fuente de la vida”.

¿Cuáles son algunas de sus múltiples propiedades?

Es un nutriente celular excelente, compuesto por más de 95 elementos de la Tabla Periódica. Contiene todos los minerales que necesitan nuestras células en forma orgánica y biodisponible, es decir, de fácil asimilación para nuestro organismo.

Con un pH +/-8.4, el agua de mar aporta oxígeno y alcalinidad a nuestro medio interno, ayudándonos a recuperar y mantener la salud.

¿Hay base científica sobre los beneficios del agua de mar?

Si nos remontamos a la historia, filósofos como Aristóteles o Platón afirmaban: “El mar lava todas las enfermedades del hombre”.

Más reciente, contamos con los descubrimientos del fisiólogo francés Rene Quinton, a principios del siglo XX. Él demostró científicamente que nuestro medio interno es agua de mar isotónica. Afirmó:

“Nuestro organismo es como una gran pecera, cuyos pececitos, las células, viven en un medio que es agua de mar, y de la calidad de esa agua dependerá la salud de dichos peces”.

Quinton mezcló agua de mar con agua dulce hasta rebajar la salinidad a la isotonía, es decir, de 36gr a 9gr de sales por litro, la misma concentración que tiene nuestro plasma sanguíneo.

Abrió dispensarios marinos en diversos países donde inyectaba gratuitamente el agua de mar o ‘plasma marino’ a miles de niños enfermos de tifus, cólera, tuberculosis o desnutrición severa salvando así muchas vidas y demostrando el gran valor terapéutico del agua de marina para tratar múltiples problemas de salud.

Sección Historia

¿Cómo utilizarla?

El agua de mar se puede utilizar de múltiples maneras, tanto a nivel interno como externo. A la hora de tomarla, estas son algunas recomendaciones básicas de cómo hacerlo:

Hipertónica*: es agua de mar pura, con una salinidad aproximada de 36gr por litro.

De esta manera tiene, principalmente, efectos energizante, purgante y laxante.

¿Cómo beberla?

Se recomienda tomar de dos a tres chupitos al día, al menos 15 minutos antes de las comidas y mejor si van seguidos de un vaso de agua dulce.

Otra manera de tomarla es manteniéndola unos minutos en la boca, saborearla bien mientras se diluye o isotoniza con la saliva. De esta manera su efecto es más suave.

Isotónica o plasma marino*: es agua de mar (¼) diluida con agua dulce (¾). Rebajamos así su salinidad alrededor de los 9gr por litro, la misma concentración de sales que nuestro plasma.

Utilizada de esta manera es una bebida hidratante y nutritiva porque nos aporta todos los minerales que necesitamos y de excelente calidad.

¿Cómo beberla?

Se recomienda tomar de dos a tres vasos al día, al menos 15 minutos antes de las comidas.

Otra opción es ir tomándola a lo largo del día, en la medida que la persona lo necesite.

*Opcional: mezclar con limón en ambos casos.

¿Se puede cocinar con agua de mar?

Sí, en la cocina es una saludable alternativa a la sal común, enriquece nuestros platos con un extra de minerales al mismo tiempo que potencia de manera natural el sabor de los alimentos.

Los hipertensos pueden utilizarla sin ningún riesgo para su salud, aportando sabor a sus comidas.

Sección: Gastronomía

¿La beben los deportistas?

El agua de mar es, con diferencia, la mejor bebida isotónica para los deportistas. Muchos ya la utilizan para evitar calambres, hidratarse durante el ejercicio, recuperar minerales, reponerse antes del desgaste físico, mejorando así el rendimiento deportivo.

Receta de bebida isotónica:

¼ parte agua de mar + ¾ partes agua dulce + zumo de uno o dos limones + Endulzar stevia o miel

Ver sección deporte

¿Y si soy hipertenso?

El agua de mar es mucho más que agua salada.

La sal común es cloruro de sodio, es decir, sal marina refinada, perjudicial para la salud. Sin embargo, el agua de mar tiene cloruro de sodio (un 86% de su residuo seco) y el 14% restante son todos los minerales y oligoelementos que nuestras células también necesitan para nutrirse y regenerarse. El agua marina es integral y sus minerales son de fácil asimilación.

Un hipertenso la puede utilizar con total tranquilidad, siempre tomando precauciones en la cantidad y forma de beberla. Mejor empezar isotónica y poco a poco.

La doctora Teresa Ilari de Nicaragua ha tratado numerosos casos de personas con hipertensión y en un 95% ha obtenido resultados positivos, llegando incluso, los pacientes, a dejar de tomar pastillas para la hipertensión.

Recomendamos consultar a un terapeuta marino o médico con conocimientos sobre la terapia marina, para que pueda asesorar cómo utilizarla de acuerdo a cada caso.

¿Perjudica a los riñones?

Rene Quinton descubrió hace cien años que el agua de mar activa el funcionamiento de las células renales o nefronas, al igual que el resto de las células de nuestro cuerpo.

En Nicaragua, la doctora Teresa Ilari ha demostrado clínicamente que enfermos de insuficiencia renal crónica que ya no orinaban porque tenían los riñones paralizados, al comenzar a beber pequeñas cantidades de agua de mar los riñones empiezan a funcionar y el paciente a orinar.

Ante un problema en los riñones es necesario consultar a un médico o terapeuta marino cómo utilizarla según el caso.

¿Durante el embarazo y la lactancia se puede tomar agua de mar?

El agua de mar es un complemento esencial durante el embarazo y la lactancia. Es el mejor agente epigenético, un recurso externo que nos ayuda a modificar nuestros genes evitando que diversas enfermedades se transmitan de generación en generación.

André Mahé, en su libro El Plasma de Quinton afirma: “Actuando sobre el feto a través de la madre, se debería poder liberarle de las taras que carguen sus ascendientes”.

Tras fundar en Niza una Ligue de traitement prenatal marin, el doctor Arnulphy recapitula los resultados obtenidos y concluye:

“El tratamiento marino prenatal aplicado a mujeres cuyos embarazos precedentes habían sido más o menos anormales, permite llevarlos a término en la mayoría de los casos, obtener un desarrollo más o menos normal del feto como lo atestigua el peso elevado de los niños en su nacimiento y actuar con tanta fuerza sobre la tara original, que los estigmas anatómicos que caracterizan las herencias tienden a desaparecer o incluso desaparecen del todo”

Caso real:

“Una mujer que tuvo 9 embarazos previos del mismo marido (3 abortos, 2 muertos a edad temprana, 2 sordomudos, 1 con tuberculosis y la última con otra enfermedad). Tras someter tanto al marido como a la mujer a un tratamiento marino de 7 meses, tuvieron dos hijos sanos (última visita a los 11 y 8 años, respectivamente)”.

El agua de mar en esta etapa de la vida en la que se necesita un extra de nutrientes y minerales, “aportaría una ayuda valiosa a las mujeres cuyo embarazo, por diversas razones –agotamiento, desequilibrio nervioso, anemia, adelgazamiento y desnutrición- se presenta mal. No es preciso llevar muy lejos el razonamiento para pensar que en una época como la nuestra, a toda mujer encinta le beneficiaría mucho un tratamiento prenatal marino, al igual que para su hijo”, concluye André Mahé, autor del citado libro.

Sección: Embarazo y lactancia.

¿Y los náufragos?

Existe la creencia popular de que los náufragos mueren deshidratados por beber agua de mar y, en realidad, mueren justamente por no tener los conocimientos de cómo tomarla. ¿Acaso tiene sentido morirse se sed rodeado de agua?

Si la beben rápido y en grandes cantidades sí se deshidratan por la alta salinidad. ¿Qué hacer entonces? Tomarla en pequeñas cantidades o tragos, espaciados en el tiempo y manteniéndola varios minutos en la boca. Saborearla bien mientras la isotonizan con su propia saliva. De esta manera se hidratan y nutren con la “sopa marina” rica en fitoplancton y zooplancton.

Ver video “El naufragio voluntario”

¿El mar está contaminado?

El agua de mar tiene un gran poder desactivador de virus y bacterias perjudiciales para el ser humano, gracias a su alta salinidad, la cual no permite que dichos microorganismos vivan y se reproduzcan en el medio marino, antes o después, mueren.

Sin embargo, el mar es evidente que sí está sucio o polucionado por la cantidad de basura que el ser humano tira como petróleo, productos químicos, aceites o plásticos, utilizándolo en numerosas ocasiones de vertedero. Esto perjudica especialmente a los peces y a toda la flora y la fauna marina.

¿Dónde se puede conseguir agua de mar?

Opción 1. En el mar:

A la hora de recoger agua de mar lo más importante es utilizar el sentido común y actuar con responsabilidad.

La inmensidad del mar hace que abunden por todo el mundo las zonas donde el agua es apta para el consumo. Aunque siempre es necesario tomar ciertas precauciones:

-Alejarse de puertos, desembocaduras de ríos, desaladoras, piscifactorías, etc.

-Si ha llovido, al menos esperar dos o tres días para ir al mar.

-Alejarse de las zonas densamente pobladas y de los lugares donde hay gente bañándose, sobre todo en pleno verano. Una de las causas es el uso de cremas solares que ensucian el agua con los productos químicos que contienen.

-Mejor ir a primera hora de la mañana, cuando el mar esté en calma.

-Introducirse lo más posible y sumergir la botella de plástico cerrada, abrirla en las capas intermedias, llenarla y cerrarla abajo. Cualquier suciedad o impureza estará en la superficie.

-Si está turbia por la arena u otros sedimentos, dejar decantar uno o dos días, colar (con un filtro de tela, por ejemplo) y cambiar de recipiente.

¿Cómo conservarla?

-Mejor en vidrio que en plástico y siempre en un lugar oscuro y a temperatura ambiente.

-No es necesario que el agua de mar esté en la nevera para que se conserve mejor. La alta salinidad hace que se mantenga en el tiempo sin alterarse.*

*Al tratarse de un recurso natural es normal que se presenten variaciones en el agua, por este motivo es necesario observarla y prestar atención a posibles cambios, por ejemplo, en el olor, sabor o color (a veces pueden crecer algunos tipos de algas).

Opción 2: Tiendas y farmacias en diferentes países

Cada día es más fácil conseguir agua de mar microfiltrada en frío y embotellada, tanto en España como en otros muchos países. La encontramos en herbolarios, dietéticas y farmacias, principalmente.

Las empresas facilitan el acceso al agua de mar a todas aquellas personas que tienen el mar lejos o deciden comprarla, brindando, además, agua de mar con todas las garantías higiénico-sanitarias y pasando los controles de calidad que aseguran que es apta para cocinar o beber.

¿Qué es la Terapia Marina?

La Terapia Marina o Talasoterapia hace referencia al uso terapéutico del agua de mar. Rene Quinton, a principios del siglo XX en Francia, fue el pionero en demostrar la alta efectividad del plasma marino para tratar múltiples enfermedades, como la desnutrición infantil, entre otras muchas, con resultados asombrosos.

Nicaragua es el único país que ha reconocido la Terapia Marina oficialmente como un complemento o alternativa a la medicina convencional.

Sección Terapia Marina

Video Ley de Medicina Natural en Nicaragua

¿Y los animales?

También es beneficiosa para animales como perros y gatos, entre otros. Cada día son más las personas que se animan a utilizar el agua de mar con ellos obteniendo resultados muy positivos. Los perros se purgan cuando van al mar bebiendo el agua. A las vacas también les gusta y les sienta muy bien, como podemos comprobar en este video:

Sección Ganadería