Entrevista Dr. Miquel Pros | Beneficios de la higiene nasal con agua de mar

22 diciembre 18:37 2015 Imprimir este artículo

dr-prosEl Dr. Miquel Pros es licenciado en Medicina y Cirugía en la Universidad de Barcelona. Su formación en Medicina Natural la realizó en Alemania y cuenta con una intensa trayectoria profesional como médico naturista de más de treinta años de evolución. Es, además, fundador de la Asociación Española de Médicos Naturistas.

La aportación más reciente del Dr. Pros fue en 2002 cuando decidió crear el primer Balneario Respiratorio Marino del país. En él ha logrado sistematizar el empleo del agua de mar como tratamiento natural para las enfermedades respiratorias y del oído. La experiencia está resultando tan positiva que, en la actualidad, ya son tres los Balnearios abiertos (dos en Barcelona y uno en Girona) y es un proyecto que está en plena expansión, debido a que está ayudando a muchas personas de todas las edades a mejorar su calidad de vida, especialmente a los niños.

El dr. Pros está a punto de publicar el libro “¡Mocos fuera!” en el que recoge toda su experiencia acumulada en estos treces años en los Balnearios Respiratorios.

¿Por qué, con la llegada del frío, aumentan los problemas respiratorios? Resfriados, gripe, bronquitis, sinusitis… Al llegar esta época da la impresión de que muchas más personas tienden a enfermarse de las vías respiratorias.

Con la modernización de nuestros hogares ya no pasamos frío ni calor. Vamos en mangas de camisa en pleno invierno y tenemos aire acondicionado en verano. Nuestro cuerpo ya no necesita aclimatarse como antes y esto nos hace mucho más sensibles a los cambios de temperatura bruscos, tan típicos del entretiempo (otoño y primavera). En los cambios de estación, las temperaturas oscilan mucho durante el dia y nuestro sistema inmunitario, que está como “aletargado” no puede defendernos como antes, por este motivo resulta más fácil coger un resfriado o una gripe.

 

¿Cómo y cuando se interesó por el empleo terapéutico del agua de mar?

El agua de mar es la primera agua mineromedicinal por excelencia puesto que contiene casi todos los elementos de la tabla periódica de Mendeléiev. De siempre me ha interesado su potencial terapéutico pero empecé a utilizarla con mis pacientes cuando los laboratorios Quinton Internacional, de origen francés, se instalaron en Alicante y empezaron a comercializarla con todas las garantías sanitarias.

 

¿Qué lo motivó a aplicar el agua de mar en los niños? Visité a una niña cuya madre desesperada quería evitar que la operaran por tercera vez para ponerle un nuevo drenaje quirúgico en el oído. Me apliqué a estudiar el caso a fondo y, entre otras cosas, le enseñé a utilizar el agua de mar para limpiar la nariz que, no lo olvidemos, está estrechamente conectada con el oído. La sorpresa fue que en unas pocas semanas pudimos evitar la cirugía.

 

¿Por qué decidiste abrir Balnearios Respiratorios marinos?

Porque desde hace unos veinte años he ido observando entre mis pacientes un incremento incesante de las enfermedades respiratorias y el oído, hasta el punto que hoy, casi el 60% de las consultas que recibo están relacionadas con el aparato respiratorio. Buscando una solución natural para el tratamiento de las mismas empecé a probar con el agua de mar por via oral y nasal y, viendo los magníficos resultados obtenidos, en el año 2002 abrí el primer Balneario Respiratorio Dr. Pros en la ciudad de Barcelona.

 

¿Qué beneficios aporta la higiene nasal con agua de mar?

El agua de mar es un totum ionomineral como he dicho y, además, tiene la misma composición que nuestro medio interno; el líquido en el que viven todas las células de nuestro cuerpo. El agua de mar es nutritiva, hidratante, mucolítica, antiinflamatoria, regeneradora, inmunoestimulante, antibiótica y cicatrizante. Resulta una ayuda inestimable para reactivar el correcto funcionamiento de nuestras mucosas y recuperar la salud perdida.

 

¿Por qué recomienda la higiene nasal diaria a todas las personas?

Porque nos lavamos los dientes cada dia con el fin de tener una buena salud bucal, pero pocas personas se ocupan de su salud respiratoria. Considero que hoy en dia, en el llamado primer mundo, debido a la polución del aire que respiramos y a los inadecuados hábitos de vida que llevamos (alimentación desnaturalizada, poco descanso, exceso de medicación, estrés, etc.) resulta imprescindible mantener una buena higiene nasal. Gracias a los lavados nasales con agua de mar nos evitamos muchas enfermedades como, en los adultos, resfriados de repetición, sinusitis, migrañas, asma, bronquiectasias, rinitis, conjuntivitis, alergias, acúfenos, pérdida de audición, … y en los niños, otitis, bronquitis, pólipos nasales, anginas, bronquiolitis, amén de la implantación de drenajes óticos que, en la mayoría de los casos, podemos evitar.

 

Vapores, ducha nasal, nebulizaciones,… ¿en qué consisten estas técnicas?

Consisten en la aplicación de agua de mar por via nasal o faríngea, a diferentes concentraciones y en diferentes formatos de chorro. Cada técnica dispensa gotas de agua de diferente grosor de forma que, variando el tamaño de la gota, llegamos a distintas partes del árbol respiratorio (a menor grosor, más profundidad alcanzamos).

 

¿Qué diferencias hay entre el agua de mar natural, el agua de mar tratada y el suero fisiológico?

La que llamamos agua de mar natural únicamente ha sufrido un proceso de microfiltración en frío para eliminar las impurezas y conserva todas sus propiedades naturales. Es un agua viva, resultado de un larguísimo proceso natural que mezcla las aguas continentales y pluviales con los aportes minerales procedentes de las rocas que forman la superficie terrestre, junto con los corales y las algas. Un agua activada por la insolación y las corrientes marinas que la mueven incesantemente, y enriquecida con los productos del metabolismo del plancton, auténticos probióticos para nuestra salud. El resultado es un líquido que revitaliza y tiene un alto poder terapeútico.

 

Hay otras aguas de mar que han sido desalinizadas, esterilizadas con rayos ultravioleta o calentadas a altas temperaturas. Luego está el famoso suero fisiológico, un producto artificial sintetizado en el laboratorio que contiene agua, cloruro sódico y algun otro elemento más para hacerlo isotónico… pero ambas son aguas “muertas” por lo que sus efectos sobre nuestro organismo son, en la mayoría de los casos, inertes.

 

¿Qué consejos o sugerencias puede dar a las personas que desean realizar la higiene nasal en casa?

Lo primero que hay que hacer al levantarse es un lavado nasal con agua de mar isotónica. Con la cabeza inclinada hacia atrás, introducir un chorrito de agua en cada narina, dejar actuar unos segundos y luego sonarse para dejar la nariz limpia. Evitar inspirar para no arrastrar el moco hacia los senos nasales interiores. Una parte del agua bajará por la garganta, se puede escupir o tragar, y la que quede en la nariz la expulsaremos sonándonos bien. Con ello habremos limpiado la nariz de mocos.

Luego pueden aumentar hasta dos o tres aplicaciones al día. En especial en los entretiempos (otoño y primavera) y si estamos enfermos.

 

ESTUDIO

EFICACIA DE LAS NEBULIZACIONES CON AGUA DE MAR EN NIÑOS DE 0 A 6 AÑOS

Objetivo: Valorar la eficacia del tratamiento de las enfermedades respiratorias y del oido, mediante balneoterapia inhalatoria con agua de mar
Edad: Niños de 0 a 6 años
Total niños: 28 niños con trastornos recidivantes
Duración del tratamiento: 21 semanas (del 15 de febrero al el 30 de junio de 2010).
Resultados: mejoría del estado de salud en el 93% de los niños. En el 98% de los casos los tratamientos realizados han contribuido a reducir el consumo de fármacos.
Realizado por: Dr. Pros en el Balneario Respiratorio.

Ver y descargar estudio completo

 

 

Ver todos sus artículos

Artículo ofrecido por

escribe un comentario

0 Comentarios

Sin Comentarios!

Usted puede ser el que empieze una conversación;.

Crear comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. Ninguna información será compartida con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.