Preguntas Frecuentes

Imprimir artículo

 

Son compatibles las dos cosas. Se puede beber agua de mar y también utilizarla como sustituto de la sal común en las comidas, es una alternativa muy saludable. En relación a la sal y al posible exceso de sodio en el organismo, recomendamos leer este apartado, dentro de una amplia entrevista realizada al investigador y bioquímico colombiano, Wilmer Soler: Atención a la sal.

No, porque es mucho más que agua salada. El 86% del residuo seco del agua de mar es sodio, de ahí su sabor salado, pero el 14% restante son todos los minerales y oligoelementos indispensables para la vida, en perfecto equilibrio, orgánicos y biodisponibles.

Sin embargo, la sal común es sólo cloro y sodio, todos los demás elementos han sido eliminados. En el proceso de refinado ha perdido su equilibrio mineral. Este tipo de sal refinada es perjudicial para todos.

Por este motivo, a las personas hipertensas se les prohíbe tomar sal, pero sí pueden utilizar el agua de mar, por ejemplo para cocinar, sin riesgo para su salud.

Un estudio llevado a cabo recientemente por la China Medical University de Taiwan ha mostrado que el agua de mar posee la capacidad de regular la presión sanguínea y los niveles de lípidos sanguíneos.

Debido a su efecto purgante y laxante, sí, puede provocar diarrea como parte de la “crisis curativa”. Esto va a depender de la toxicidad acumulada en el organismo (por su efecto desintoxicante) y también de la cantidad de agua de mar que se tome, así como de la forma (isotónica o hipertónica).

En el caso de que se produzca, la sugerencia es bajar la cantidad de agua de mar pura o diluirla más con agua dulce.

Por este motivo, es muy útil para regular el tránsito intestinal en casos de estreñimiento.

Hay muchas maneras de utilizarla, detallamos dos:

Isotónica (9 gr. de sales por litro)

1 parte de agua de mar por 3 partes de agua dulce de baja mineralización.

En ayunas (15 o 30 minutos antes del desayuno)

Al medio día (15 o 30 minutos antes de la comida)

A media tarde

Hipertónica (agua de mar pura)

Beber en pequeña cantidad, por ejemplo entre 20 y 80 ml al día.

Efecto energizante, laxante y purgante.

Opción 1: dejarla en la boca unos minutos, para que se diluya/isotonice con la saliva.

Opción 2: beberla directamente.

*En el caso de las personas muy activas y con gran energía, no se recomienda tomarla por la noche, porque puede alterar el sueño, debido a su efecto energizante.

La cantidad va a depender de la necesidad de la persona. No es lo mismo que la beba un niño o un adulto, ni tampoco una embarazada o un deportista de alto rendimiento.

Para comenzar a beber agua de mar, desde un punto de vista nutricional (como complemento alimenticio), detallamos algunas sugerencias que pueden servir de guía:

-Empezar poco a poco, para no provocar grandes crisis curativas relacionadas con su efecto desintoxicante y purgante.

Escuchar el cuerpo, así sabremos si es necesario reducir la cantidad,  hasta que el organismo se regule naturalmente o, por el contrario, aumentarla. Cada persona es única y lo que a una le sienta muy bien a otra no le sirve.

*En los casos de enfermedad, para utilizar el agua de mar a nivel terapéutico, sugerimos consultar a un profesional de la salud o terapeuta marino que indique la cantidad adecuada según el caso.

No la vendemos ni representamos a ninguna empresa. Tampoco distribuimos agua de mar de forma gratuita, a través de dispensarios marinos.

Nuestra misión es puramente informativa y educativa: investigar, divulgar y asesorar en todo lo relacionado con el agua de mar.

Somos independientes. Las empresas que colaboran económicamente con nosotros o patrocinan eventos puntuales lo hacen siempre desde el respeto al trabajo que realizamos y a nuestros valores.

Nuestra principal fuente de financiación son los socios. Son las personas que hacen posible que este proyecto de gran trascendencia social sea sostenible en el tiempo.  ¿Te gustaría colaborar? Hazte Socio

Sí y no, porque es una decisión personal. Nuestra sugerencia es que os informéis muy bien y que toméis las medidas adecuadas, por ejemplo, adentrarse lo más posible y coger el agua de las capas intermedias, entre otras. Pero, ante todo, evitar el fanatismo. Creemos que pensar y experimentar por uno mismo es clave.

Afortunadamente, hay científicos por todo el mundo investigando y tomándose muy en serio el potencial del agua de mar; buscando soluciones a problemas que requieren acciones urgentes. Darles voz es nuestra prioridad.  Por ejemplo, Wilmer Soler, bioquímico, ha realizado análisis de agua de mar en Colombia, y estas son sus conclusiones. ¿El agua de mar se puede beber o es tóxica?

En las tiendas

Hoy en día, al menos en España, es muy sencillo encontrar agua de mar en tiendas de productos ecológicos, herbolarios, dietéticas y farmacias, entre otros lugares, porque cada vez son más las empresas que la comercializan microfiltrada en frío y con todas las garantías sanitarias.

Desde nuestro punto de vista, esto es algo positivo porque facilita el acceso al agua de mar.

En el mar

Cada persona bajo su responsabilidad y aplicando el sentido común, podría  abastecerse del agua directamente del mar.

Es imprescindible tener en cuenta que hay muchos factores que pueden influir sobre el agua: la zona (orilla o en alta mar),  las mareas, el viento, el paso de los barcos, las cremas solares tóxicas, los puertos, microplásticos y mil cosas más. Por eso, cuando nos preguntan en qué lugar recomendamos recoger el agua de mar o qué playa es la más limpia, respondemos siempre lo mismo: no lo sabemos y no podemos garantizar a nadie que en un lugar determinado el agua sea mejor que en otro. Entre otros motivos, porque el océano es un ser vivo en constante movimiento y esto va a influir directamente sobre la calidad del agua.

Sí, claro que se puede, y nuestras células nos lo agradecerán, porque es un excelente nutriente para ellas: contiene todos los elementos que necesitan para poder realizar adecuadamente sus funciones.

Manel de la Varga, campeón de Ironman, nos lo cuenta en esta entrevista

Roser comparte en este artículo su experiencia de beber agua de mar durante el embarazo. 

 

 

  Categorías:
Escribe un comentario

0 Comentarios

Sin comentarios

Comienza una conversación.

Añadir comentario

Tu información está segura Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los demás datos que ingrese no se compartirán con ningún tercero.
Todos los campos son obligatorios.